lunes, 1 de diciembre de 2014

movember 2014

Odio la palabra selfie, bueno, realmente lo que odio es el hecho. O mejor dicho, me atufa el estar rodeado de gente practicando la penúltima moda, ¿o será que me atufa la gente, así, en general?, probablemente un poco de todo.

Yo mismo me he autofotografiado varias veces, pero prácticamente todas en la intimidad, que es dónde y cómo se han de hacer los actos onanísticos. El caso es que para hacer la foto del movember de este año pretendía hacerlo en la soledad de mi cuarto, pero tras varios intentos lo dejé, a mi proverbial falta de fotogénia se unía la incapacidad material (no era capaz de centrar mi cabezón en la foto). Y eso sin tener en cuenta que hace dos años lo hice selfie mediante y todavía hay una línea de investigación policial tras la pista del molestaniños que se esconde en la foto...

Tuve que recurrir a profesionales: le pedí a mis hijas que me fotografiasen con el móvil. Sí, los niños de hoy en día son verdaderos profesionales de todo lo electrónico. Han nacido con el móvil, la tablet y el gps de serie. Mi pequeño P. mueve con una chulería exquisita el dedo índice pasando fotos o eligiendo apps en las pantallas táctiles, pero para hacer fotos todavía está muy verde, era un trabajo para las tripochitas.

Tras el shock inicial al verme disfrazado de "hombre de los años 80" y el consiguiente cachondeo de ambas, L. muy dispuesta ella, me hizo una mini sesión a toda prisa porque llegábamos tarde al partido de baloncesto, el resultado fue este... la tradicional foto mostachera v.2014, ¡hasta el año que viene!








1 comentario:

  1. Si me echas el alto en una carretera secundaria me cago encima. G

    ResponderEliminar