miércoles, 17 de diciembre de 2014

la que se avecina 2

En el patio de mi comunidad me están creciendo los enanos, bueno, los enanos, los vecinos de la comunidad de al lado, los vecinos de la comunidad de más allá e incluso un par de policías municipales...

Os sitúo. Pues el caso que empezaron las obras, todo bien, el tiempo acompaña y van con buen ritmo, super contento con haber conseguido el permiso de "la Comunidad" tipo Alex de la Iglesia, ... y llega el lunes a las 15.30, suena el teléfono, mi señora B.....

- "Oye A., me llama la presidenta de "la Comunidad" y me dice que están poniendo la chimenea y que bajo ningún concepto, que no es eso lo pactado, está muy alterada, y acaban de presentarse en casa otros 2 vecinos de "la Comunidad" ha exigirme que paremos la obra y desocupemos su patio,   ¡¡¡¡¡¿qué has hecho?!!!!!!"

[glupps]

-"no sé, cariño, no sé de qué me hablas, espera un momento que llamo a esa mujer y al contratista"

[mecagoenmicalavera, incluso en la mar ensalada]

-" hola MP (presi de la Comunidad) ¿qué está pasando?"

-"¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡eso digo yo!!!!!!!!!! ...." y así 20 minutos que os resumo en: el típico rollo del teléfono estropeado, tu me has dicho, no me lo dijiste, sí te lo dije, el contratista se excede en su trabajo (manera fina de decir que mete la pata) y resulta que aparece un tercero de otra comunidad enajenado por su avanzada edad y condición de jubilado y ex-contratista a tocar las pelotas cosa fina.


Pues nada, llego a casa y me encuentro al viejo enajenado, al contratista, a los peones, a dos vecinos (uno de ellos en chandal) de "la Comunidad", al secretario de la mía y a dos policías municipales, todos metidos en un bar de al lado de casa y ¡¡¡sin consumir!!!!, el pobre dueño lo flipaba claro, pero menos que yo.

Me puse modo "candidato a presidente de país en campaña electoral por los pueblos de españa" y pedí perdón a todo el mundo, di palabras buenas a todos, dí el DNI al policía que me lo pidió, ordené retirar el tubo que no servía para nada y no se sabe a quién pertenecía y nos fuimos con la amenaza de una demanda... pero de una demanda muy demanda... eran las cinco de la tarde y todavía no había comido, pero en un arrebato de soberbia le dije al petardo demandante que se acogiese "a la quinta enmienda y que pidiese una indemnización millonaria", no te jode, se debe de pensar que estamos en los Estados Unidos...


1 comentario:

  1. te recomiendo que contrates a la señora Florrick!.G

    ResponderEliminar