miércoles, 15 de octubre de 2014

¿Y el viernes, qué?

Pues nada como pasar una noche de rondador nocturno en la cama, lograr dormirse a las 8 y tener que despertarse a las 10:30 para hacer el check-out... En fín, que una ducha lo puede casi todo y el resto lo logra la alimentación, así que para la rúe.

El sitio de desayuno ya estaba prefijado, P. y J. son especialistas en desayunos. Además estaba al ladito del Ballesta, "el café de la luz", muy en la onda de pensamiento único que asola el madrid que importaba... ¿Importaba?, sí, porque ahora el madrid que va a empezar a importarnos se ha desplazado, M. nos lo contó, nos avanzó que lo próximo va a ser la zona de Antón Martín, y nosotros que somos paletos pero modernos hacemos mudanza y tan rícamente... (pero para la próxima)

El caso es que desayunamos como seres de luz y una vez recompuestos a patear y bichear. Encargos, libros, discos, ropa, más libros, tiendas, ...

Para comer seguimos los sabios consejos de L., un tío preclaro que no falla nunca en sus recomendaciones ni en sacar parecidos (hace años sin apenas conocerme se dio cuenta de que a quien realmente me parezco de perfil es a.... Morrissey), el sitio era el Myveg, en la calle Valverde, una vez más en nuestro antiguo madrid. Menú con 5 platos (aperitivo, entrante, primero, segundo y postre) por 15 €, en medio de una cuidada decoración y un trato personal exquisito. ¡Olé por L.!

Después empezó el tiempo de pensar en despedirse y una gota de angostura cayó en medio de un agradable bienestar. Pero para pasar el trago nos fuimos de tiendas con libros, una de segunda mano y por fin conocí Tipos Infames, la alternativa a las grandes cadenas comerciales, donde además de tener todo lo que ellas tienen, aquí la selección se completa con secciones de poesía muy aprovechables y títulos imprescindibles de esos que nacen y viven al margen.

Y ... corriendo para el AVE: pack de chocolate, agua y esquire

No hay comentarios:

Publicar un comentario