jueves, 23 de octubre de 2014

tres deseos

Ha pasado más de una semana y sigo escuchando casi a tiempo completo a Morrissey y a los Smiths, me he instalado en la nostalgia melódica. 

M. me contó que está desarrollando un experimento para demostrar una teoría que dice que si enseñas las tres canciones correctas de un grupo a cualquier persona puedes lograr que ame a ese grupo por siempre jamás, o algo así, le he pedido que me haga una colaboración donde lo explique ella bien.

El caso es que con Morrissey esta teoría se quedaría corta, no se puede condensar su belleza en solo tres canciones, en doce sí, por ello estoy recopilando esas 12 muestras que conformen el código genético de la diva de Manchester. Y con un montón de esa recopilación debajo del brazo voy a dedicarme a difundir su palabra y obra, predicaré en el desierto.

Bien pensado creo que M. ha tenido una idea buenísima con lo de las tres canciones, puedo hacer una serie nueva para el blog, "te pido tres deseos", en la que os pediré que escuchéis/veáis tres canciones de aquellos grupos que me gustan y que quiero que os gusten porque me gustáis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario