martes, 9 de septiembre de 2014

diarios de un no corredor

(En capítulos anteriores: ... a finales de julio volví a correr, me dio por escribir lo que me pasaba por la cabeza)

Día 2. 

¡Ni putas ganas!, perdón, pero no encuentro otra expresión más acertada. Me levanto con cero ganas de salir a correr, pero aún así lo hago: Fuerza de voluntad 1 - Pereza 0... Encima hace un sol justiciero.

Mi estado de forma es tan lamentable que he decidido alejarme de la dimensión espacio-tiempo, no limitarme ni retratarme en el tiempo, es decir, ni me cronometro ni utilizo la aplicación del móvil para medir la distancia recorrida (utilizo Endomondo). ¡Ojos que no ven, corazón que no siente!.

Para escuchar he escogido un podcast de Radioshock, una hora de maravilla tras maravilla, habrá gente que no lo considere así y prefiera decir "una hora de chorradas tras imbecilidades", pero chico, prefiero vivir en un mundo al margen de la realidad, al margen de las realidades políticamente correctas e incorrectas (porque las "incorrectas" son las "nuevas correctas" gracias a fenómenos de tipo Podemos, la Sexta, ...)

El caso es que en el Radioshock trataron el tema de Beatriz Montañez y su papel de bruja despectiva en el programa ese de Tele5 ... Personalmente ya había "calado" a esta tipeja desde hace tiempo, pero su paso por "Hable con ellas" ha sido brutal. El rol que ha tenido en la cadena amiga ha sido de "mala", pero un tipo de mala muy poco capaz, tan poco capaz que era del corte "ME PASO pero con los débiles". 

A su ruindad unía el atrevimiento y así tuvo la osadía de intentar vacilar a un verdadero malo de libro: Risto Mejide... obviamente el de las gafas tintadas le dio dos guantazos dialécticos que lograron solidificar la tensión ambiental en el plató, pero como a la ignorante mediocre no le valió con una intentona, se revolvió y atacó por segunda vez... momento en el que con una sonrisa de hijodeñú sobrado de posibilidades, Risto asestó un grandioso sopapo (verbal) a la Montañez en esa boca infinita que tiene enmarcada por una diéresis cejuna y marxista (por Groucho).

Bueno, que me pierdo, el caso es que en Radioshock se comentó la "pasada" cobarde de la tipeja ésta con uno de esos seres que debieran ocupar mi mundo al margen de la realidad, me refiero a Aless Gibaja, una persona que se ha creado un personaje imposible, que para el público son objeto de mofa pero que en realidad son estrellas que brillan y dan sentido a la vida. ¿Frikis?, pues sí, y ¡bien necesarios que son!.

El pobre Aless vive en su imperio pink y es tan firme su convinción que le importa una mierda que se rían de él quienes no le entienden, pero una cosa es que te importe poco que se rían y otra que lo hagan de manera tan extremadamente cruel como lo hizo la cobarde imitadora de mejor me lo callo...

Parece que la impresentable presentadora ha seguido poniéndose en evidencia y ha tenido un rifi rafe con Bertín Osborne que ha sido noticia en los medios generalistas, pero de eso no puedo hablar porque vivo al margen de la realidad, y sigo corriendo poquísimo y lento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario