miércoles, 14 de mayo de 2014

temas ¿apasionantes?, capítulo 2

Los occidentales que vuelven de viaje de la India coinciden en varias cosas: en que es un destino imprescindible, en que han visto y sentido cosas maravillosas y en que "la religión es el opio del pueblo", nunca mejor dicho que allí...

¿Otro ejemplo de "tema apasionante"?,  ¡no lo duden, amigos!. El potencial humano totalmente desmedido de la India está controlado para lo bueno y para lo malo por el yugo del hinduismo, que lo mismo que te coloca en una posición privilegiada para vivir/afrontar la vida, te acorrala en la miseria misma.

Ahora bien, ¿qué pasaría si infectásemos las distintas civilizaciones con los virus de la religión de otros lugares de la Tierra? (no hablo de colonialismos ni conquistas, hablo de infección pura y dura, silenciosa y apenas perceptible pero eficaz...)

Pues intentos de ello 
a) han habido, por ejemplo Alemania lleva intentando varios años (armada con una crisis europea) inocular el virus del protestantismo económico a los chachos, (perdón PIGS). 
b) Deberían haber, ¿para cuándo mandamos unos sindicalistas católicos a la China?. 
c) Los habrán, varios occidentales vamos a intentar adentrarnos en las ventajas de la meditación practicada por el budismo y el hinduismo en breve, ... seguiré informando

No hay comentarios:

Publicar un comentario