martes, 29 de abril de 2014

Aproximaciones (descongélate en manos de ... M)

           "Aún recuerdo la primera vez que escuché a Nino Bravo, fue allá por 2003 cuando sólo tenía 12 años. Resulta que era el cumpleaños de mi madre, y mi padre decidió regalarle el recopilatorio "Todo Nino, La Obra Completa de Nino Bravo"; que tanto les recordaba a su romántica y revolucionaria juventud. 

Este regalo acabó resultando en mi primer acercamiento a la música,  me enganché a todas y cada una de sus canciones. Aún recuerdo cómo me encantaba ponerme el disco a todo volumen cuando me quedaba sola en casa y cantar con voz profunda Noelia, Libre o América, América; entre otras. Y lo que es más, esta obsesión me dura hasta ahora. No me canso de pinchar en las fiestas "Un beso y una flor" siempre que me dan la oportunidad; y cómo no, disfruto ganándome al público ya que siempre se viene arriba.

Por otro lado, el incansable e infinito Guille Milkyway. Si Nino Bravo provocó mi aproximación a la música, podría decirse que Guille propició mi acercamiento al indie. Su carrera con La casa azul es una sucesión de hits de tamaño baño, desde "Cerca de Shibuya" (¿una de las mejores canciones del pop español?), pasando por Como un fan, hasta La niña más hermosa. En resumen, que Guille me ha hecho cantar, bailar, gritar, saltar y sudar con sus discos, directos y pinchadas (sí, también es un magnífico dj). 


De la mezcla de estas dos eminencias  musicales nace Nino Bravo/En libertad by La casa azul, algo que tales fans como nosotros no podemos pasar desapercibido. "






No hay comentarios:

Publicar un comentario