martes, 4 de febrero de 2014

tele seriales

Se acabó la tercera temporada de "American Horror Story", 13 capítulos de brujas chic. Empezó muy por lo alto pero creo que se les fue la pinza a los guionistas y pronto se convirtió en una telenovela super marica, no homosexual, pero sí muyyyy marica, al nivel "guilty pleasure" conseguido por cualquier temporada a partir de la segunda de "True Blood." 

En todo caso sigo siendo fan y ya espero ansioso la nueva temporada, mientras tanto sigo con la tercera de "Girls", que no decae ni por un momento, todo lo contrario, cada uno de los diálogos es oro puro, y seguramente acabará por completar su mejor tanda. 

También me he enganchado a la serie del momento, "True Detective", (una vez más de la HBO). Ya  he visto 3 capítulos y soy mega fan de los protagonistas, Woody Harrelson y Mathew McConaughey (una vez más).  El desarrollo de Cohle y Rust es tan, o más importante que la trama policiaca en si. Es una serie lenta, pero eso no quiere decir nada malo. No, solamente tiene un ritmo lento que le viene muy bien para contar las cosas que quiere contar. Silencios, oscuridad, fango, pantanos, suciedad, agobio y decadencia. Confundirá a mucha gente y eso es bueno.

Con series como éstas y las que vienen (segunda temporada de "Orange is the new black", segunda de "Utopía", ...) me parece a mi que voy a pasar del largo invierno de "Juego de Tronos"

No hay comentarios:

Publicar un comentario