miércoles, 26 de febrero de 2014

el saber no ocupa lugar

Acumulando que es gerundio: estoy en plena fase de actividad intelectual intensa, he llegado a pensar que al igual que la actividad física, cuanto más haces, más quieres (y necesitas). Supongo que habrá un término equivalente a la vigoréxia pero para el ejercicio intelectual.

Sigo devorando productos audiovisuales y aprendiendo cosas y datos que solo me servirán para ser más snob. Por ejemplo viendo los siguientes documentales he aprendido que ...

a) "The Act of Killing": En 1965 se asesinaron cruelmente a un millón de personas en Indonesia, con el beneplácito de occidente, por ser presuntamente comunistas, chinos, u otros "crímenes" similares. Encima los verdugos fueron gánsteres y mafiosos de medio pelo. La sinopsis del documental es la siguiente. Y yo me pregunto: ¿En qué momento se le fue la pelota al género humano?, ¿cómo es posible que pasen cosas así?, ¿tiene reservada la maldad más absoluta parte de la cadena genética del hombre?. Imprescindible.

b) "Con la pata quebrada": La mujer vista por el cine español, desde los años treinta 30 hasta nuestros días, a través de no menos de 180 fragmentos de películas. Una manera de revisitar también la historia de España. 

c) "Searching for sugar man": Una vez más la realidad supera la ficción, la historia de Sixto Rodriguez es increíble, cómo un americano humilde lanza dos discos en los 70 en la onda de Bob Dylan que fracasan en su país natal, pero resulta que dios sabe por qué triunfa en la otra punta del mundo, en Sudáfrica. Y triunfa sin que el feedback le llegue al propio artista hasta 30 años después y sin que le altere en gran medida. Rodriguez sigue siendo un buen hombre, sencillo y adorable, no se caga en la madre que parió a los jetas que se quedaron los miles de dólares generados en todos esos año. El contrapunto de "The Act of Killing". Imprescindible también.

d) "Monopatín": La estética de skate siempre me ha fascinado en relación inversamente proporcional a mis habilidades motoras, es decir, soy un panete de escándalo en cualquier actividad física que requiera de equilibrio o actividad especializada en las piernas pero a cambio de maravillan esos mismos deportes y actividades que no puedo realizar. Nombres como Tony Hawk o Christian Hosoi me suenan de ver sus fotos en alguna revista especializada que llegó a mis manos vía amigos de mis hermanos pequeños. Pues con este documental ha llegado el momento de conocer la pequeña historia del skate en España, y es adorable y sorprendente.... ¿Sabíais que el legendario Javier Corcobado fue campeón estatal en varias modalidades de skate?, sí, el mismo que trató después de suicidarse a base de anís y demás... a co jo nan te.

2 comentarios:

  1. ¿Te tragaste The Act of Killing? Ahora con la distancia, me parece una cosa excesivamente artificiosa y ¿vacía?

    ResponderEliminar
  2. No puedo estar más en desacuerdo contigo. La artificiosidad es pretendida, da sentido a la historia macabra. Es que no puede ser de otra manera, todo es tan ridículo que tiene que parecer un chiste terrible.

    ResponderEliminar