miércoles, 12 de febrero de 2014

Cosas

El invierno se está haciendo muy duro, frío, frío y más frío. La sensación térmica es incluso más jodida gracias a los vientos huracanados y claro, así no hay quien se recupere de los constipados. El pobre P. (mi miniyo) no levanta cabeza, acumula gérmenes y mocos de lunes a viernes y se pasa el finde con fiebre, menos mal que ya está acostumbrado y funciona al mismo ritmo con 36,5 º que con 39 º, porque tiene el ritmo en el cuerpo, vive para y por el baile, como su padre...

Su padre lleva unos días a dieta de parecetamoles e ibuprofenos, porque el estado griposo se niega a abandonar su cuerpo, cosa que no entiendo, estando en la "supersalud" y encima haciendo yoga, debería estar blindado. Fruto de mi estado gripal estoy teniendo sueños terribles, el otro día soñé que en la semana de la moda de Barcelona coincidían Custo y Desigual, ¡joder qué miedo más atroz!, no me puedo imaginar un escenario peor... bueno, a lo mejor no me lo he imaginado, la realidad supera siempre a la ficción ...

Eso mismo es lo que he pensado tras ver en un santiamén la primera temporada de "House of Cards", la sensacional serie de la HBO sobre los tejemanejes de la política norteamericana que dicen estar inspirada en situaciones reales. Os aseguro que la serie relata situaciones y tramas muy oscuras, así que miedo me da. El próximo viernes empieza la segunda temporada, justo el día del cumpleaños de mi C. (y también de San Valentín)






No hay comentarios:

Publicar un comentario