jueves, 9 de enero de 2014

el fin de los días (una vez más)

Cuando ya habíamos superado el fin del mundo maya, el Papa Paco no da muestras de ser el anticristo (¿o sí para la Iglesia que le encumbró?) dejando a Nostradamus y a Malaquías como meros cantamañanas, van y llegan los vikingos descongándose con que el 22 de febrero de 2014 el dios Odín será asesinado por el lobo Fenrir. Se trata del 'Ragnarok': el apocalipsis vikingo (o el nombre de un festival de jevis piojosos y rockeros trasnochados).

Según la mitología nórdica este fin del mundo estará seguido del “invierno de los inviernos”, que es la llegada de tres duros inviernos sin veranos entre sí. El clima helado se deberá a que un lobo (Skoll) se comerá el Sol, y su hermano (Hati) hará lo propio con la Luna, provocando la desaparición de las estrellas en el cielo y que la Tierra caiga en una oscuridad eterna. Y ahí comienza el principio del fin.

Mucho miedo ya no dan las profecías, aunque estudiando el tema he descubierto que también puede ser que nos arrase una nube ácida de polvo interestelar que viene a toda caña desde el mayor agujero negro conocido... ¡todo alegrías!.

Habrá que ir pensando en ir cambiando el subtítulo del blog por: "un nuevo blog de denuncia ácida y vikinga"


No hay comentarios:

Publicar un comentario