jueves, 5 de diciembre de 2013

rezos

Hay días especialmente desagradables, ayer fue uno de ellos, en concreto en el plano profesional. Normalmente coinciden con lo que el lenguaje castellano alude metafóricamente por tener que "comulgar con ruedas de molino", pero a veces no solo hay que comulgar si no que también hay que rezar por lo bajo por no cagarse en la puta calavera del jeta impresentable que está reventando una reunión de urgencia para solucionar un problema que creó él (entre otros) y del que te hacen partícipe por cantar las verdades del barquero... lo que me alivia es pensar que esos rezos me salvarán el día del juicio final, ¿no?...  ;)

2 comentarios:

  1. No sabes hasta qué punto te comprendo....
    pp

    ResponderEliminar
  2. there is a place in hell for me and my friends

    ResponderEliminar