martes, 30 de julio de 2013

breves, bravas, bravos, ...

1. Discos que aprenderse de memoria en agosto: AlunaGeorge, disclosure, triángulo de amor bizarro.

2. El FIB confirmaba a Letizia Ortiz entre el público, ahora se confirma la presencia el 14 de septiembre de Los G. en el festival post-adolescente dCode, serán la representación pre-adolescente allí.

3. Portugal sigue llevándonos años de ventaja, aunque el mercado de toallas al kilo haya caído en desgracia, la Troika les haya jodido la vida y no te quieran cobrar por TPV (tarjeta) en ningún comercio, lo cierto es que el bacalhau lo siguen cocinando de muerte, a años luz del resto. Un bacalhau a Fortaleza bien vale un imperio (decadente).

4. El domingo compartimos terraza con Mar Segura, una celebriti como la telebasura manda. Cuando pasó delante me pareció que era ella, pero no estaba seguro, iba al baño, (¿las divas del oriente andaluz mean y hacen esas otras cosas?, ¡qué ordinariez!), pues sí, era ella. ¡Qué fuerte!, la tuve a un par de metros, pero diréis "¿quién es ella?", pues una de las míticas mujeres ricas, esa maravilla de mamarrachas que tuvieron un par de temporadas en laSexta y que nos ratificaron la vieja máxima de "se puede ser pija y tonta del bote al mismo tiempo". El caso de Mar era particularmente "especial" porque era el estereotipo de miss provincias venida a más de la mano de un contratista barrigón de medio pelo que dio un par de pelotazos cuando había que darlos, desde que la conocí me hice superfan. Desde luego que la tele engorda, porque la pobre está seca y pelleja, muy curradita por el sol y por olvidarse de cenar, pero bueno, ella solo tiene "sentido" dentro de la tele, así que todos tan contentos.

5. Para acabar el día nos topamos con unos perroflautas de libro, una pareja de jovencitos de manual: muy gauapitos, delgaditos, desaseados, con su perro (un golden retriever, aquí en Sanxenxo por muy perroflauta que seas no te dejan entrar con otra cosa), con sus harapos de titiriteros comprados en cualquier tienda con nombre indio, con sus zapatillas Victoria, (no victoria de mercadillo,no, Victoria de verdad, que no son carísimas pero dan muchas pistas), semifumados, con sus diábolos y mazas circenses de fuego y de buen rollito con el respetable. Incluso no me equivocaría si digo que utilizan la visa (regalo) de sus padres para cortar el speed, lo dicho, de libro, vamos que se confirma la noticia: no se puede ser perroflauta sin que tus papás tengan dinero...



No hay comentarios:

Publicar un comentario