martes, 25 de junio de 2013

martes, final agridulce

No os voy a engañar, el levantito del fin de semana ha dado paso a su papá, el señor levante. La brisa marinera se fue en cuanto llegó la bruja del este y su viento rugiente. No hemos tardado más que una calita venturosa y una excursión a Vejer hasta encontrar una recogida cala donde, cual ojo del huracán reinaba la calma, encontramos nuestro lugar en el mundo.

Y por la tarde he terminado "la trama nupcial". Ha sido mágico, la playa estaba ya medio vacía, en su mejor momento a partir de las ocho, cuando el sol ya no pica y el cansancio de todo el día acumulado y dulce adormece las sensaciones. Para colmo estaba escuchando el último de Bowie.

No he podido hacer otra cosa que seleccionar "where are we now?" para las últimas dos páginas, para el momento en el que la trama se resuelve y te quedas con la sensación agridulce de los grandes momentos, un poco desubicado incluso. 

He cerrado los ojos, se ha acabado la canción y me he levantado a ver jugar a P., peleaba con las olitas y la espuma.


1 comentario: