martes, 21 de mayo de 2013

nerds, simpáticos, guapos, únicos, ... mi vida es un reality

El fin de semana empezó rodeado de nerds, viernes tenía el festival Veral 2013. El cartel de este año en principio era muy rollo triste, los fantásticos y míticos  Low encabezaban una propuesta de lo más "música para tristes que se sienten especiales escuchando música para tristes", es decir muy para nosotros los indis viejunos que pasamos la post adolescencia influenciados por el post rock.

Y eso es lo que me encontré en la sala blanca del Lava (complejo municipal al que todavía no había ido y me gustó mucho y me dio mucha envidia de que en "nuestra" época no tuviésemos), una multitud de viejunos y míticos de la escena vallisoletana. 

Dice la leyenda que los llamados nerds en los 90 se convirtieron en los actuales hipsters, eso será en el resto del mundo, aquí en Valladolid los nerds seguimos siendo eso, nerds (pero más viejos). Si es cierto que las juventudes que también me encontré allí iban equipadas con sus barbas, yo mismo sin ir más lejos iba con toda la barba que me puedo permitir (la del viernes tras una semana sin afeitarme), pero el nivel del respetable sigue siendo provincianillo. Y de la educación ni hablamos, todo aquel menor de 30 años (hijo de la logse) se veía en la obligación de no callarse ni un puto minuto durante las actuaciones intimistas de la noche, es más, como decía mi amigo A. (otro nerd like me): "estos son los que luego cuando se acaba la música se quedan callados en la barra, sin decir nada".
Entre el público estaba el Joe Crepúsculo vallisoletano, me tiene loco ese chaval, es clavadito al de la máquina de baile. Cuando digo a mis amigos que me he cruzado con Joe Crepúsculo no me creen, como tampoco me creen cuando les cuento que Martin Scorsese tiene una plaza de garaje en mi parking, ni que Paul Auster llevaba a sus hijos a la misma academia de inglés que a la que van mis hijas, por cierto, C. el sábado tiene su primer examen oficial de Cambridge, pobrecita empieza pronto con exámenes oficiales, lo que le queda...

El domingo tuvimos bautizo, lo mejor es que se celebró en una auténtica discoteca de los 70!!!, joder, qué gozada, si mi familia hubiese tenido una discoteca ahora sería dj como Paquirrín, Fonsi Nieto o Rafa Mora y no funcionario en plan ... funcionario. Me quedé con muchas ganas de subirme a la cabina del pinchadiscos (tenía cabina elevadísima de esas míticas) para hacerme unas fotos en plan David Guetta, mi hermano R. sí lo hizo... mientras las niñas se lo pasaban genial corriendo cuando se encendían las luces estroboscópicas.

Y el fin de fiesta de este weekend empezaba con drama: ¡¡¿Un príncipe para Corina o Alaska & Mario?!!!, la cosa estaba complicada, dos de los programas estrella de mi mundo coincidiendo en día y casi hora, menuda catástrofe. Al final la voz de la experiencia (B.) eligió: UPPC, y acertó, vaya si acertó... 

Indiscutiblemente UPPC es el reality del año, con solo los cinco primeros minutos del primer programa ya me habían conquistado: produccion y sobretodo postproducción de la productora de qqccmh; Luján cada día más guapa; Corina niña pija malagueña, con lo fan que soy de las  pijas, más toreada que Ratón, (atención al parecido: Corina es la madre del principito pijín de la segunda edición de qqccmh pero con 20 años);   los hoyuelos de Corina; el padre psicólogo argentino de Corina; Javi, el amigo gordo cabrón (y gayer) y Nahir la hermana "si no lo quieres para mi" de Corina, (que por cierto tiene un aire a la mítica Priscila de qqccmh2); el chino vasco salido; el Ken maricaplaya y BoixosNois; el  vampiro; el hijo de Cañita Brava; el adorable nerd gallego y gordo; el capitán américa;Restituto "que se mueran los feos que yo suficiente tengo con parecerme a Carmen de Mairena"; el somelier virgen con perilla sospechoso; el poeta y melomano empedernido que no deja de cartar; el pequeñito nerd que rapea (malísimamente) mientras se cogía el pito; la idea de cita romántica con "el disco de baladas de los scorpions empezando por la 3"; el guapo que va a subir a Corina a su barco llamado ****; .... ¿queréis más motivos?


1 comentario:

  1. Nunca pensé que una entrada pudiese empezar hablando de hipsters y acabar con un príncipe para Corina... Giro sorprendente.

    ¡Mucha suerte en el examen a C.!

    Inés

    ResponderEliminar