viernes, 26 de abril de 2013

chamán


He pensado que me estoy convirtiendo en lo que más odio, en una especie de chamán de medio pelo que reparte consejos y proverbios que no importan a nadie, incluso máximas y dogmas casposos rayando la new age, un Paulo Coelho castellano con menos lino y dinero.

Pero tampoco importa demasiado porque "el ser humano es el único animal que puede contradecirse", nos podemos permitir el lujo de llevarnos la contraria, es más, debemos incorporarlo como ejercicio aeróbico a la tabla diaria de abdominales. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario