jueves, 21 de marzo de 2013

descongélate, ¡es primavera!

Ya ha llegado la primavera, el tiempo metereológico aún no lo sabe, pero es así. A pesar de que siga haciendo frío, un vendaval de cuidado y las nubes sean grises, la primavera está aquí, lo ha dicho el Corte Inglés que es el que manda a todos los niveles.

Yo al menos ya he cambiado el chip y he estrenado la camisa primaveral que me regalaron mis hijos el día del padre. A lo mejor la debería haber reservado para el próximo domingo de ramos, porque si no estrenas te cortan las manos. Pero no lo he hecho porque es de colores discretos y todo el mundo sabe que el domingo de ramos es el día mundial de los colores imposibles. Es el día en el que las calles y plazas se visten de los colores más atrevidos de la temporada: naranjas, amarillos, verdes, morados, turquesas, fucsias, todo el pueblo sale super guapeao por un día. Después todos estos colores vuelven a los cajones inexplicablemente, como si siempre hubiesen sido demasiado atrevidos y solo una enajenación colectiva transitoria hubiese motivado su compra y exposición el domingo de marras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario