martes, 26 de marzo de 2013

cosas de casa


Las cosas han cambiado en casa, el pequeño P. ha salido de nuestra habitación, ahora tiene su propia cama, se la ha quitado a C., que a su vez ahora comparte residencia con L., ¿y dónde quedo yo después de estos cambios?, pues en mi habitación, ¡por fín!, he recuperado mi reino, mi rincón, mi ordenador, mi vida!!!. Casi dos años apartado de mi escritorio, condenado a la tiranía del ipad y las restricciones de la manzana. Pero eso se ha acabado, ¡que tiemble jazztel, voy a poner a mis gigas contratadas a rendir como mulas de carga, (en este caso de descarga)!.

En todo caso y volviendo a los pequeños, el cambio no les ha sido traumático, lo bueno que tienen mis descendientes es que vienen equipados de serie con un par de superpoderes que les hacen la vida más llevadera:

a) el nightshot o visión nocturna: cual cámara de Sony, según se apagan las luces ellos cambian el sistema de visión y son capaces de ver perfectamente en la oscuridad, lo que les permite levantarse de la cama y campar a sus anchas por la casa molestando concretamente a su padre cuando yace esnucao perdido en la cama intentando recuperar las rayitas de batería gastadas durante el día.

b) el hipo grito huracanado o capacidad de gritar con tal volumen y tono que serían capaces de dejar en evidencia a la mismísima Yma Sumac: Sí, amigos, además con la particularidad de que según van naciendo las nuevas versiones (también conocidos como hijos míos) sus capacidades pulmonares y gargantísticas son superiores. Pocos esperábamos que alguien superarse a L. en su capacidad de gritar, pero llegó P. y echó por tierra todas las esperanzas de los de la compañía de seguro médico de ahorrarse las sesiones de foniatra y logopeda que con total seguridad deberán proporcionar a mi querido Panchito. Así que han desarrollado una técnica tan eficaz y más descansada que la de levantarse a oscuras, se dedican a chillar escandalósamente  hasta que su papá se levanta y va a ver lo que les pasa, lo que viene siendo el servicio de ayuda a domicilio ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario