miércoles, 13 de marzo de 2013

¡ah, ha vuelto!

El descubrimiento de Bowie es para muchas personas un momento crucial en sus vidas. (Vale, una vez más he puesto el modo melodramático, pero es que Bowie no es para menos.)

Cuando digo descubrirle no me refiero al saber que existe, el saber que es el cantante de una de las canciones de la banda sonora de Pretty Woman, ("Fame ´90" regrabación en el 90 de su canción del 75 coescrita con John Lennon), el saber que tiene un ojo de cada color como algunos perros. Me refiero al caer de rodillas vencido y desarmado mientras escuchas con la edad y predisposición adecuada el Ziggy Stardust. O al utilizar "Heroes" como hilo musical de los momentos más felices de tu vida.

Pues resulta que el gran duque blanco ha vuelto, para sorpresa de todos. Y ha vuelto con un disco que dicen que está muy bien. Desde luego los dos singles de adelanto nos han afilado los dientes a los fans  más fatales y  nos han removido el virus latente que reside en el centro del cerebro. Se nos han vuelto a despertar las ganas de escuchar en modo repetición las colecciones de singles, maquillados y en mallas alienígenas.

La pena es que el corazón del alien ya no esté para desnudarlo en directo, eso sería tan grande que no nos lo merecemos...


No hay comentarios:

Publicar un comentario