sábado, 29 de diciembre de 2012

remontando, que es gerundio

Bueno, parece que la infección está controlada. Fui al médico, en cuanto abrí la boca apenas tuvo que utilizar el depresor para que su cara cambiase, una expresión de pánico y asombro seguida de un revelador: "¡joder, la que tienes ahí liada!, ¡pedazo de infección!"... después dudó entre recetarme unos antibióticos de caballo o directamente la extremaunción. 

Mientras esperaba mi turno en la consulta estuve leyendo una novela que me regaló G. hace siglos,  "Cualquier otro día" de Dennis Lehane, un tochazo importante que mezcla la novela histórica con la serie negra policiaca. Avanzo imparable por su ritmo cinematográfico, estoy cogiendo ritmo lector, eso me gusta. Puede que lo intente con "Las correcciones" de B., bueno de Jonathan Franzen pero el libro (como objeto) me lo dejó hace siglos B.. El caso es que ha estado esperando su momento varios meses pero no veía el momento, no tenía la cabeza preparada, ni el ritmo en la sangre.

Hablando de sangre, no he comentado lo muchísimo que me ha gustado el "Drácula"  de Bram Stoker, es un novelón epistolar, super avanzado para su tiempo. No tiene mucho que ver con la peli de Coppola, pero perfectamente pueden coexistir en tus listas particulares de libros y pelis importantes. En concreto yo situaré la novela de Bram Stoker al ladito de "Orgullo y Prejuicio", es decir, en el apartado de clásicos imprescindibles. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario