martes, 11 de diciembre de 2012

diario de un vampiro

Creo que ayer fue el peor día en lo metereológicomental del año, el día más asquerósamente gris y plomizo del otoño/invierno. Niebla contínua, cielo nublado y bajo, frío gélido, lunes, ... vamos un prodigio de 24 horas que podría ser utilizado como arma de destrucción masiva. Un día de esos de los que cómo para estar contento.

Por la mañana estuve resolviendo uno de esos informes interminables, más bien estuve intentando entender por qué la gente se (me) molesta presentando 12 folios de alegaciones de los que 11,5 de ellos no dicen nada o al menos solo dicen bobadas de relleno, ¿por qué no concretan y nos ahorramos tiempo y dinero?. Llamadme expeditivo como en su día me llamó unatipadecuyonombreycaraprefieronoacordarme, pero cantidad no es calidad, es solo cantidad, y lo poquito agrada, lo mucho cansa. ...Al menos estuve escuchando el nuevo disco de New Orden, perdón, de La Bien Querida.

Por la tarde mientras las niñas estaban en inglés estuve leyendo en mi cafetería de los lunes y miércoles "Drácula" de Bram Stoker. Lo compré porque José Luis Garci, Luis Alberto de Cuenca y Eduardo Torres-Dulce siempre lo citan entre sus novelas favoritas de todos los tiempos y si estos señores tan cultos y a los que admiro tanto adoran este libro yo también lo tengo que adorar. Lo que más me gusta de ellos es su forma apasionada de hablar de las cosas y de la vida, soy mucho de hablar con pasión de las cosas, tanto de las que me gustan como de las que no, soy mucho de pasión en general y de la vida en particular. "He leído que en la herradura de los Cárpatos se reúnen todas las supersticiones del mundo, como si fuese el centro de una especie de remolino de la imaginación, ..." inquietante e insuperable, ¿no?, un concepto como el de remolino de la imaginación es muy atractivo.

Después de "Drácula" me leeré "Carmilla" (Sheridan Le Fanu), una novela brevísima de vampiras lesbianas (¡¡!!) que me recomendó J. y después cerraré la trilogía del monstruismo con "Frankenstein" de Mary Shelley que me recomendó encarecidamente JP. Todo muy gótico pero apasionante.

Para cubrir mi cuello de mordidas vampíricas esta temporada no me apetece utilizar fulares, he pensado que estoy bastante saturado de fulares, no me apetecen. Ahora lo que quiero (y no sé si me atrevo) es un cuello de pieles (¿¿??), no estoy hablando de un zorro tipo "señora", no, me refiero a algo así como una braga de piel sintética que creo haber visto por alguna tienda de low cost. Lo del cuello lo quiero, pero lo que "necesito" es un básico que dejé pasar el otro día en Granada: ¡una americana de terciopelo negro!, es la prenda obligatoria para cenar en nochebuena y nochevieja, además la podría utilizar para ir a algún estreno teatral o de cine de esos a los que nunca me han invitado ni espero que lo hagan... Joer tenían una preciosa en el H&M al 50%, por poco más de lo que cuesta un libro. Decididamente "voy por la vida perdiendo trenes y cogiendo resfriados" ...


4 comentarios:

  1. Qué buena forma de empezar la mañana:
    "Lo que más me gusta de ellos es su forma apasionada de hablar de las cosas y de la vida, soy mucho de hablar con pasión de las cosas, tanto de las que me gustan como de las que no, soy mucho de pasión en general y de la vida en particular."

    ResponderEliminar
  2. Grandísimo libro el Drácula, también es uno de mis favoritos.

    ResponderEliminar
  3. Ardo en deseos por las mañanas de volver a casa para seguir leyéndolo. Apúntate el de "Carmilla" si no lo has leído, me lo recomendó todo un experto lector.

    ResponderEliminar
  4. No lo he leído así que me lo pongo como deberes.

    ResponderEliminar